27.07.2019 Uruguay y Brasil avanzan en obras para el desarrollo de la Cuenca de la Laguna Merín

La 119ª Reunión Binacional de la Comisión Mixta para el Desarrollo de la Cuenca de la Laguna Merín cerró su sesión con un acto en el que autoridades de Uruguay y Brasil destacaron el diálogo entre ambos países, que propicia el desarrollo de proyectos de impacto social y económico en la región.

El acto de clausura de la reunión, que se realizó en el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, contó con la presencia del ministro Víctor Rossi, el Canciller de la República, Rodolfo Nin Novoa, el embajador de Brasil en Uruguay, Antonio José Ferreira Simões, y miembros de la Comisión Mixta.

“El proyecto en sí es el esfuerzo continuado de representantes del gobierno, de representantes de las zonas vinculadas y representantes de la actividad privada, de llevar adelante este sueño de fortalecer el funcionamiento de todo este lugar que se llama Hidrovía Uruguay-Brasil”, señaló el ministro Rossi durante su intervención, en la cual destacó la capacidad de diálogo que han generado ambos países de cara a la concreción de proyectos en común. “Más allá de los gobiernos y las dificultades que hemos tenido para entendernos, son sueños que nos fortalecen a todos y que van a llegar, inexorablemente. Son muy importantes para que la gente pueda vivir mejor”, indicó Rossi.

El ministro habló durante el acto de los proyectos de infraestructura ligados a la cuenca, como por ejemplo el dragado para la navegación entre Brasil y Uruguay, la instalación de terminales portuarias y el proyecto del puente del río Yaguarón, entre otros, que permitirán potenciar las condiciones para el desarrollo productivo de la zona. “Hay varios proyectos. No se ha concretado ninguno porque se necesita que se avance en la navegación de las lagunas para que se pueda justificar”, indicó. No obstante, señaló que una vez que estén dadas las condiciones “desde el punto de vista económico va a tener un efecto favorable para la región y la gente”.

Gustavo Guarino, presidente de la Comisión, señaló durante la clausura que se realizaron importantes avances en varios proyectos en los que ambos países han trabajado. Entre los anuncios realizados se destacaron las obras de dragado que se llevarán a cabo en algunos puntos del trazado de la hidrovía –confirmados durante el cierre por el embajador de Brasil- y los accesos al puerto de Santa Vitoria Do Palmar. “Es una obra de importancia porque abre posibilidades para que los inversores privados que realizarán el puerto de carga en la desembocadura del río Tacuarí, mantengan su interés, como hoy se lo han manifestado a las autoridades brasileñas”.

Por su parte, Ferreira Simões indicó la relevancia de estas instancias de trabajo en conjunto, ya que en las mismas se abordan temas que impactan directamente en la vida de los ciudadanos. “Para Brasil es un día muy feliz. Estas reuniones no se realizaban desde 2016. Para la gente que está en esa zona es de suma importancia, es su día a día”. El embajador anunció además que el Departamento Nacional de Infraestructura de Transportes de Brasil informó que se lanzará la licitación para las obras de dragado del canal Sangradouro. “Se están haciendo cosas concretas. Para quien vive ahí, para el comercio, el segundo puente es fundamental. Son elementos concretos que representan mucho”, indicó el embajador.

El acto culminó con la intervención del Canciller de Uruguay, quien señaló que “la frontera debe ser una zona viva, donde la gente se mezcla, intercambia, comparte experiencias, sueños, proyectos, en beneficio de una región que ocupa casi la tercera parte del país. [La Cuenca] tiene una gran importancia para el desarrollo fronterizo en Uruguay y Brasil. En ella están plasmados sueños y obras que se necesitan para impulsar un desarrollo productivo fuerte. He visto durante muchos años, con desilusión, como no avanzamos. Cuando uno piensa en qué había desde aquella época a hoy, no tiene más que seguir impulsando este proyecto binacional. Por suerte en los últimos tiempos ha tenido un desarrollo importante, que permite albergar expectativas”.

El Canciller señaló que existe un interés marcado en materia de puertos, sobre todo en la zona de la desembocadura del río Tacuarí, en la Laguna Merín, y en proyectos como la construcción de la represa de Tacuarí, en una zona productiva de gran importancia para ambos países. “La Cuenca de la Laguna Merín ocupa 6 millones de hectáreas entre los dos países. Es un gran proyecto. Las cuestiones de recursos son las principales limitantes, pero en la medida que mantengamos vivos los objetivos y el compromiso por trabajar, los recursos van a ir apareciendo”, concluyó.

La Comisión Mixta para el Desarrollo de la Cuenca de la Laguna Merín es el organismo encargado de velar por el cumplimiento del Tratado de la Cuenca de la Laguna Merín, cuyo objetivo es generar estudios, planes, programas y proyectos que redunden en la realización de obras comunes destinadas al mejor aprovechamiento de los recursos naturales de la Cuenca.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.